Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor tratamiento antipulgas para perros?

mejor tratamiento antipulgas para perros

Seamos realistas: Nuestros perros caminan, ladran y también atraen pulgas. Es frustrante, porque no importa lo bien aseado o bañado a menudo que esté tu labrador retriever, sigue siendo un huésped para las pulgas.

Las pulgas son parásitos molestos que no discriminan. Aunque a nuestra imaginación le gusta decirnos que sólo los perros sarnosos de los dibujos animados tienen pulgas, el primer signo de pulgas arruina esa quimera. No hay nada divertido en una infestación de pulgas; creednos.

Luchar contra las pulgas puede parecer una guerra interminable, pero no tenemos que dejar que nuestros perros sean víctimas de estas batallas.

Como propietarios de un Labrador Retriever, somos la mejor línea de defensa de nuestro perro, por lo que debemos saber cómo combatir las pulgas de forma eficaz.

Sigue leyendo para descubrir cuál es el mejor tratamiento antipulgas para perros y qué puedes hacer para evitar que las pulgas vuelvan a asomar la cabeza en tu casa. ¡La guerra está terminando y tú serás el vencedor con la ayuda de la mejor medicina contra las pulgas para los perros!

¿Qué es una pulga?

Las pulgas son insectos parásitos sin alas que viven de la sangre de aves y mamíferos.

Hay muchas variedades de pulgas, más de 2000. Y aunque existe una especie conocida como pulga del perro (Ctenocephalides canis), muchas de las infestaciones de pulgas en perros son causadas por la pulga del gato (Ctenocephalides felis).

Cuidado:

No dejes que su falta de alas te haga pensar que no pueden desplazarse. Sus poderosas patas traseras las convierten en prodigiosas saltadoras y les permiten saltar a un nuevo huésped con facilidad.

De hecho, así es como encontraron el camino hacia tu labrador, saltando desde el suelo o desde otro animal con el que se cruzó.

¿Tiene mi Labrador Retriever pulgas? Los primeros signos

Un perro con una infestación de pulgas tendrá picores en las zonas afectadas y se rascará y morderá. Estos son los primeros signos a los que hay que prestar atención cuando estés preocupado por un problema de pulgas.

Pero puede llegar a ser más que una simple molestia:

  • Los perros pueden sufrir anemia por la pérdida de sangre que supone una infestación importante.
  • Los perros que tienen la mala suerte de ser alérgicos a las picaduras de pulgas pueden sufrir fuertes picores.

En un esfuerzo por conseguir algún tipo de alivio, un perro con picores puede incluso rascarse y morderse hasta tal punto que desarrolle llagas abiertas, lo que puede dar lugar a infecciones secundarias.

Y lo que es peor:

Las pulgas también pueden ser portadoras y transmisoras de diversas enfermedades. Entre ellas están la peste y el tifus, pero es más probable que tu perro se infecte con tenias como resultado de la ingestión accidental de pulgas al morderse o chuparse en los «puntos calientes»; es decir, en los puntos en que hay concentración de pulgas.

Signos de dermatitis alérgica a las pulgas

Hay otra enfermedad, la dermatitis alérgica a la picadura de pulgas (DAPP) que debes tener en cuenta. Algunos perros son alérgicos a la saliva de las pulgas. Esto puede causar:

  • enrojecimiento
  • bultos
  • costras
  • pérdida severa de pelo
  • infección
  • y mucho más…

Desgraciadamente, la mayoría de los tratamientos antipulgas no matan a las pulgas hasta después de su picadura y en ese momento, tu labrador puede estar ya sufriendo los efectos de la DAPP si está infectado. Si tu perro desarrolla cualquiera de estos síntomas después de una picadura de pulga, deberás limpiar a fondo tu casa como lo harías si tuvieras una infestación de pulgas completa en toda la casa. Habla con tu veterinario sobre cómo evitar que tu perro se autolesione por el dolor de la alergia.

Cómo comprobar si un perro tiene pulgas

Que un perro se rasque no significa necesariamente que tenga pulgas.

Pero ten cuidado:

Si notas que tu labrador retriever se rasca constantemente en el mismo lugar, es una buena idea echar un vistazo más de cerca.

También puedes notar que se ha frotado tanto una zona que puede quedar irritada y en carne viva e incluso puede llegar a perder el pelo.

Para comprobar si tu perro tiene pulgas, deberás inspeccionar de cerca las zonas que ofrecen los mejores escondites:

  • Para empezar, busca en las axilas, alrededor de la ingle y en las orejas, ya que suelen ser zonas oscuras y húmedas que son el tipo de lugares en los que a las pulgas les gusta pasar el rato.
  • Busca bien pues las pulgas son muy pequeñas, del tamaño de una cabeza de alfiler y de color oscuro.
  • Puedes probar a utilizar un peine antipulgas de púas finas para extraer algunas de las que están cerca de la piel.

Otro signo revelador es la suciedad de las pulgas o sus excrementos. La suciedad de pulga tiene el mismo aspecto que cualquier otra mancha oscura de suciedad que pueda caer de tu perro cuando lo cepillas. Sin embargo, cuando la mojes, se volverá de color rojo oscuro, porque la suciedad de pulga es sangre que la pulga ha digerido y excretado.

Antes de tratar a tu Labrador, debes entender el ciclo de vida de las pulgas

Antes de salir a comprar el primer remedio contra las pulgas que puedas conseguir, es importante saber exactamente a qué te enfrentas. Eliminar las pulgas de tu perro y de tu casa no va a ser sencillo y no hay una solución rápida.

Al igual que muchos insectos, las pulgas tienen un ciclo vital de varias fases. Empiezan como huevos, de los que nacen larvas. Las larvas, si están bien alimentadas, pupan y forman un capullo. Finalmente, emergen como pulgas adultas.

Cómo viven las pulgas cada etapa de su vida

En cada etapa, la pulga aprovecha su entorno.

Huevos

Los huevos son redondos y se desprenden del hospedador (donde suelen ser depositados) y se acumulan en lugares como la alfombra o la ropa de cama. Esto es bueno para las larvas, porque pueden alimentarse de cualquier material orgánico que haya por ahí, como células de la piel, insectos muertos y comida para perros.

Pupas

Las pupas permanecen latentes hasta que se detecta la presencia de un huésped, momento en el que emergen completamente formadas y capaces de saltar sobre el animal o la persona desprevenida.

Pulgas adultas

Una pulga adulta con una fuente de sangre que la alimente buscará reproducirse y una hembra puede poner hasta 5000 huevos en su vida. El hecho de que se reproduzcan a gran escala significa que, en un momento dado, sólo el 5% de las pulgas de una infestación son adultas. El otro 95% son huevos, larvas y pupas al acecho.

Por eso es esencial tratar todas las fases de desarrollo de las pulgas y tratar no sólo al perro, sino también todos los lugares de la casa y el jardín a los que les pueda gustar ir.

Cómo tratar las pulgas

Una vez determinada la presencia de pulgas, cuanto antes se actúe, mejor.

Si vas paso a paso, podrás deshacerte de la infestación.

Naturalmente, vas a querer aliviar el sufrimiento de tu labrador en primer lugar, así que vamos a echar un vistazo a las formas de tratar las pulgas adultas que están realmente en el cuerpo del perro.

Opciones de tratamiento contra las pulgas

Hay muchas opciones de tratamiento tópico disponibles que puedes aplicar tú mismo en casa, incluyendo:

  • Champús
  • Sprays
  • Productos específicos
  • Espumas
  • Polvos
  • Baños de inmersión

Comprueba la etiqueta para asegurarte de que el producto es adecuado para el tamaño y la edad de tu perro y sigue siempre las instrucciones. Y puedes elegir un tratamiento que ayude a interrumpir el ciclo de vida de la pulga, para ayudar a prevenir futuros brotes.

¿Quieres conocer una solución más sencilla?

Utilizar simplemente un peine antipulgas para eliminar manualmente las pulgas, que luego se pueden matar sumergiéndolas en un recipiente con agua y jabón para platos, puede resultar conveniente para quienes se preocupan por no utilizar productos químicos en su perro.

El inconveniente es que las pulgas son muy diminutas y difíciles de detectar, por lo que es fácil pasarlas por alto. Y si se pierde incluso una sola pulga, todo el proceso puede volver a empezar.

Después de tratar a tu perro, trata tu casa

Después de tratar a tu perro, tendrás que ir a por el otro 95% de pulgas en fase de huevo, larva y pupa, que se esconden en las alfombras, la cama del perro y otros lugares.

Empieza con una limpieza a fondo de tu casa; barre, pasa la fregona y aspira en todas partes, incluso en los lugares a los que no va el perro, porque las pulgas pueden haber llegado hasta allí en tu ropa, prestando especial atención a las grietas y rincones en los que a las pulgas les gusta esconderse.

Una vez que hayas aspirado, es hora de sacar la artillería pesada.

Si la infestación es especialmente grave, quizás deberás contratar a un profesional. Pero, si las cosas no parecen estar fuera de control, puedes comprar tu propio insecticida para rociar en tu casa.

Elije un insecticida regulador del crecimiento de insectos (IGR). Los insecticidas IGR impiden que las pulgas alcancen la madurez, lo que significa que no podrán reproducirse. Esta es la clave para romper el ciclo vital y acabar con la infestación por completo.

Recuerda lavar la ropa de cama y las mantas de tu perro después de que el insecticida haya hecho su trabajo antes de permitirle volver a utilizarlas.

También debes tratar tu patio

Si tienes un patio, también deberás tratar las pulgas que puedan estar viviendo allí y puedes utilizar el mismo insecticida que utilizaste en tu casa.

Pulveriza en las zonas en las que a tu perro le gusta tumbarse, sobre todo en los lugares con sombra. Las larvas de las pulgas evitan la luz solar directa, por lo que no es necesario tratar las zonas que reciben mucho sol.

La mejor defensa es el ataque: Prevenir las pulgas

La mejor manera de hacer frente a una infestación de pulgas es evitarla. Hay muchos tratamientos preventivos disponibles para perros, todos ellos fáciles de usar. Algunos ejemplos son:

  • Collares antipulgas
  • Polvos antipulgas
  • Tratamientos específicos
  • Pastillas masticables

Todos estos métodos proporcionan una protección continua contra las pulgas.

La frecuencia de uso varía de un producto a otro y, si vives en un clima frío, no necesitarás utilizarlos todo el año, ya que las pulgas no sobreviven al invierno. Sin embargo, permanecerán latentes hasta que el clima sea más adecuado.

Muchos consideran que los tratamientos antipulgas puntuales son la mejor opción. Así es como funcionan:

  • Se aplica una pequeña cantidad de pomada tópica entre los omoplatos del perro, acercándose lo más posible a su piel.
  • Los aceites corporales mueven la pomada por todo el cuerpo, creando una barrera invisible contra las pulgas.

Y esta es la única solución en la que, en la mayoría de los casos, no hay que tratar también la casa y el jardín porque el tratamiento rompe el ciclo de las pulgas de forma muy eficaz.

Los tratamientos puntuales son estupendos, porque no pueden quitarse accidentalmente como un collar y no pueden vomitarse como las pastillas o lamerse como los polvos.

Hay quienes prefieren los métodos naturales de lucha contra las pulgas a los medicamentos.

Soluciones naturales

Algunas personas incluso sugieren alimentar al perro con tabletas de levadura de cerveza para ahuyentar a las pulgas, pero nos parece que esto es demasiado arriesgado ya que algunos perros pueden ser alérgicos.

Los aceites esenciales, como el de cedro o el de lavanda, han demostrado ser eficaces para prevenir y tratar las infestaciones de pulgas.

Más remedios naturales incluyen:

  • Hacer su propio collar antipulgas aplicando aceite a un pañuelo o al collar habitual de tu perro.
  • Añadir una pequeña cantidad de vinagre de sidra de manzana al agua de tu perro puede ayudar a ahuyentar las pulgas
  • Prueba a dar baños semanales con vinagre (de vino o de manzana) diluido

Otra opción es crear un spray antipulgas casero con limones. Este spray antipulgas no eliminará el riesgo de que tu perro se infecte con pulgas, pero ayudará.

Coge dos limones y córtalos en rodajas finas. Ponlos en una olla con agua y hiérvela. Deja que la mezcla repose durante la noche. Cuela los limones y pasa la mezcla a una botella de spray. Rocía a tu labrador antes de que salga a la calle.

Pero hay que decir que

las soluciones comerciales son simplemente más eficaces y fiables.

La seguridad es lo primero

En cada etapa de la lucha contra las pulgas, debes leer y seguir todos los consejos de la etiqueta del tratamiento que estés llevando a cabo o consultar con tu veterinario. No des por sentado que sabes qué hacer o cómo utilizar un tratamiento; infórmate, bien leyendo o preguntando.

No todos los remedios, naturales o no, son necesariamente seguros para tu perro, para otras mascotas de tu casa o para las personas.

Así que asegúrate de seguir las instrucciones de la etiqueta o pregunta a tu veterinario, que puede aconsejarte sobre los productos adecuados para todos los seres vivos que comparten tu casa.

El mejor tratamiento antipulgas para perros: nuestras recomendaciones

El claro ganador del mejor tratamiento es un tratamiento puntual una vez al mes, como Advantage II o Merial Frontline Plus.

Estos productos se aplican en la piel del perro entre los omoplatos para que no pueda lamerse. Luego se absorben en el cuerpo y protegen al perro durante 30 días, momento en que se recomienda volver a aplicarlos.

Estos tratamientos matan las pulgas, sus larvas y sus huevos, por lo que atacan todas las fases del ciclo vital de las pulgas, lo que los hace increíblemente eficaces. De hecho, son tan eficaces para romper el ciclo de vida que no es necesario tratar la casa y el jardín.

Esto es algo que nos gusta, ya que preferimos no vivir en un entorno cubierto de pesticidas potencialmente dañinos a través de polvos o champús antipulgas.

Puede que te preguntes:

¿Son seguros para las personas?

Los tratamientos antipulgas de aplicación puntual son seguros para las personas, ya que se absorben en la piel del perro y no se pueden eliminar por contacto, como la mayoría de los tratamientos, lo cual es importante porque los niños suelen estar están encima de los perros todo el tiempo. Con los polvos y los champús tendrías que mantenerlos separados.

El único inconveniente de estos tratamientos es el precio. Son más caros en comparación con:

  • el polvo antipulgas
  • el champú antipulgas
  • el collar antipulgas

Por lo tanto, con un tratamiento puntual, estás pagando una pequeña prima por la mayor eficacia y la comodidad de aplicarlo simplemente entre los omóplatos, en lugar de bañar completamente o cubrir todo el cuerpo de tu perro con un polvo o aerosol, además de no tener que tratar tu casa. Para nosotros, estas ventajas son un factor decisivo.

Bayer Advantage II

Este tratamiento tópico contra las pulgas comienza a actuar en minutos y mata el 98% de las pulgas en 12 horas y el 99% de las larvas y los huevos en 20 minutos, rompiendo el ciclo vital y deteniendo las poblaciones de pulgas en su camino.

El tratamiento es eficaz hasta 4 semanas y cualquier pulga nueva que encuentre su camino hacia tu perro será eliminada en 2 horas.

El tratamiento es lo suficientemente suave como para ser utilizado en cachorros de tan sólo 7 semanas y es resistente al agua, por lo que durará, aunque llueva, nade o se bañe.

Merial Frontline Plus

Es un tratamiento de control de pulgas de acción rápida, que también protege eficazmente contra las 4 especies principales de garrapatas y piojos.

Este tratamiento es eficaz durante 4 semanas y es resistente al agua, por lo que no se elimina con la lluvia o el baño.

Reflexiones finales

Las pulgas son un hecho desafortunado para los propietarios de perros, tanto si se produce una infestación como si no. Afortunadamente, las medidas preventivas, junto con una buena observación, pueden evitar que se conviertan en un problema más grave.

Ver a tu labrador Retriever con molestias puede ser desgarrador, pero si lo tratas a tiempo, ambos volveréis a la normalidad en poco tiempo.