Saltar al contenido

Consejos para viajar en coche con tu Labrador Retriever

consejos para viajar en coche con tu perro labrador retriever

Una de las cosas más increíbles de los perros es que siempre están dispuestos a vivir una aventura, ya sea un paseo a la oficina de correos o un viaje por carretera a través del país.

Los perros suelen ser grandes compañeros de viaje: no te dicen cómo conducir ni te preguntan si ya has llegado. De hecho, muchos aprovecharán cualquier oportunidad de viaje para recuperar su sueño reparador.

Viajar con tu perro puede ser divertido y gratificante, pero requiere una planificación adicional para mantenerlo seguro y feliz en el coche.

Si tienes ganas de salir de viaje con tu labrador retriever, pero no sabes por dónde empezar, este artículo es para ti.

¿Debes llevar a tu labrador en tu próximo viaje por carretera?

Es probable que tu perro considere que viajar es una gran aventura, pero la verdad es que no todos los perros, ni las personas, están siempre dispuestos a vivir grandes aventuras.

Las siguientes directrices te ayudarán a decidir si tu perro tiene lo que hay que tener para ser un guerrero de la carretera.

Deberías viajar con tu perro si…

  • Estás dispuesto a buscar destinos y alojamientos que admitan perros.
  • Tu perro es feliz en el coche y no se marea.
  • Tu perro disfruta visitando nuevos lugares.
  • Tu perro está al día con todas las vacunas requeridas.
  • No te importa ejercitar a tu perro mientras viajas.
  • Tu perro tiene algunas habilidades básicas de obediencia y se siente cómodo socializando con personas y otros perros.
  • Tienes espacio en tu coche para tu perro y todas sus pertenencias.
  • Estás dispuesto a saltarte los destinos que no son aptos para perros.

Deberías considerar la posibilidad de viajar con tu perro si…

  • Tu perro no se comporta bien o no responde a las órdenes básicas.
  • Tus viajes te llevarán a lugares que no son aptos para perros.
  • No tienes tiempo para dar a tu perro el ejercicio y la atención que necesita.
  • Tu coche tiene poco espacio.
  • Tu perro se marea en el coche.
  • A tu perro no le gusta viajar.

No viajes con tu perro si…

  • Tu perro no está al día con las vacunas.
  • Tu perro sufre de miedo o ansiedad.
  • Tu perro no está adiestrado o socializado.
  • Tu perro ha mostrado signos de agresividad hacia las personas u otros perros.

Socialización para cachorros y perros que viajan

Ya hemos mencionado que no deberías viajar con tus perros si no están socializados.

Los perros que no han sido socializados adecuadamente suelen tener miedo a las situaciones nuevas, estar ansiosos o ser agresivos.

Para garantizar unos viajes seguros y felices, es importante que tu perro se sienta cómodo en situaciones nuevas o desconocidas.

La socialización se produce cuando tu perro es un cachorro, generalmente antes de las 12 semanas de edad. Socializar a tu cachorro a nuevas experiencias mientras es joven le animará a ser flexible y abierto a nuevas situaciones más adelante.

Puedes leer más sobre la socialización de tu cachorro aquí.

Si estás trabajando con un perro que eventualmente viajará contigo, es aún más importante socializarlo a diferentes ambientes, superficies y personas.

Los perros mayores pueden estar más acostumbrados, pero aún puedes ayudarles a establecer asociaciones positivas con nuevas experiencias. La clave es ir despacio. Estos son algunos consejos para preparar a tu cachorro o a tu perro mayor para viajar en coche.

  • Asegúrate de que tus perros tengan muchas oportunidades de viajar en el coche. Si están nerviosos, haz que practiquen cómo entrar y salir del coche sin ir a ninguna parte. Mantén una actitud positiva y no te limites a conducir hasta el veterinario y la peluquería. Lleva a tu perro al parque, al bosque, al lago. Has de conseguir que le gusten los paseos en coche.
  • Expón a tu perro al tráfico. Intenta pasear a tu perro por todo tipo de calles con todo tipo de tráfico. Busque calles en las que los coches circulen con rapidez, en las que haya muchos peatones y en las que el tráfico esté atascado.
  • Anima a tu perro a caminar por todo tipo de superficies. Pavimento, arena, hierba, grava, paseos marítimos, rejillas metálicas. Ya entiendes la idea…
  • Expón a tu perro a las multitudes. Es muy probable que tus viajes le pongan en contacto con mucha gente. Tu perro debe estar acostumbrado a ver e interactuar con bebés, niños y personas de todas las formas, tamaños y colores.

Consejos de adiestramiento para preparar a tu labrador para viajar en coche

Viajar con tu perro será más agradable para ambos si podéis trabajar juntos como un equipo. Para que tu perro esté seguro y tú no te vuelvas loco, debes trabajar con él en las habilidades básicas de obediencia y manejo de la correa antes de pensar en viajar juntos.

Esto es lo que tu perro debe saber antes de cualquier viaje por carretera.

  • Venir. Tu cachorro debe acudir a ti siempre que le llames. Incluso si piensas llevar a tu perro con correa todo el tiempo, nunca se sabe cuándo lo necesitarás. Consulta nuestro artículo para saber cómo enseñar a venir a tu perro.
  • Permanecer o quedarse. Esta es otra orden muy útil, sobre todo al entrar y salir del coche. Lo ideal es que, cuando le des la orden de quedarse, tu perro se quede quieto hasta que lo liberes. Para más información, consulta esta guía práctica sobre cómo enseñar a tu perro a quedarse.
  • Pasear sin tirar de la correa. No es divertido pasear o viajar con un perro que tira de la correa. Enseñar a tu perro a caminar tranquilamente a tu lado hará que la vida sea mucho más divertida para todos. Este artículo te ayudará a enseñar a tu perro a no tirar de la correa.

Aunque estas habilidades son las más importantes, puedes enseñar a tu perro todo tipo de órdenes que le ayudarán a ser un mejor viajero.

Qué llevar en el equipaje cuando viajes con tu labrador

  • Las placas de identificación de tu perro. Evidentemente, no las llevarás en la maleta, pero tu perro debe llevarlas siempre. Asegúrate de que su información de contacto, incluido un número de teléfono móvil, pueda encontrarse en las placas de tu perro.
  • Cartilla de vacunación. Asegúrate de que tu perro está al día con las vacunas antes de cualquier viaje.
  • Medicación contra pulgas y garrapatas. ¿Cómo mantener las plagas alejadas de tu perro? Sea cual sea el método que elijas, asegúrate de que tu perro está protegido antes de viajar.
  • Comederos y bebederos
  • Agua y comida
  • Correas. Lleva una correa corta para los paseos habituales y otra más larga para ejercitar a tu perro.
  • La cama de tu perro. Si tienes espacio, tu perro te adorará por ello. Si tienes poco espacio, considera una cama de viaje de Doggles.
  • Golosinas y juguetes
  • Bolsas para las cacas
  • Un botiquín de primeros auxilios para perros para casos de emergencia. El botiquín básico de primeros auxilios para mascotas de First Voice contiene suministros para emergencias médicas menores.

Consejos para mantener a tu labrador seguro y feliz en el coche

  • Durante el viaje, es importante mantener al perro asegurado en una jaula o con un arnés de seguridad. La jaula debe estar bien ventilada y ser lo suficientemente grande para que el perro pueda estar de pie, sentado y tumbado. Tanto si utilizas un arnés como una jaula, lo mejor es acostumbrar a tu perro antes de salir a la carretera. Lee la Guía definitiva para el adiestramiento con jaula para conocer en profundidad el uso de una jaula con tu perro. Asegura siempre la jaula de tu perro en el coche para que no se deslice si tienes que frenar bruscamente.
  • Alimenta a tu perro al menos tres horas antes de un viaje largo para evitar que se maree en el coche y nunca lo alimentes en un vehículo en movimiento. Si tu perro tiende a marearse en el coche, puedes espolvorear un poco de jengibre en polvo en su comida.
  • Nunca dejes a tu perro solo en un coche con mucho calor o mucho frío. Puede ser peligroso, o incluso mortal.
  • Además de las placas de identificación, asegúrate de que tu mascota tiene un microchip. Esto puede ser un salvavidas si tu perro se pierde.
  • Nunca dejes que tu perro viaje con la cabeza fuera de la ventanilla. Podría herirse fácilmente con un objeto volador.
  • Lleva agua de casa. Beber agua de una zona nueva podría alterar el estómago de tu perro.
  • En algún momento, viajarás con un perro mojado por la lluvia. Es posible que debas invertir en fundas impermeables para los asientos y alfombras para el suelo de tu coche.

Conclusión

Viajar con tu perro puede no ser fácil, pero puede ser uno de los mayores placeres de la vida, siempre que lo hayas planificado con antelación.

Con un adiestramiento adecuado y un equipaje cuidadoso, tu perro estará preparado para viajes grandes y pequeños.

Empieza a planificar tu próximo viaje por carretera con tu perro y prepárate para volver a enamorarte de él.