Saltar al contenido

Cómo eliminar el olor a perro en tu casa

cómo eliminar el olor a perro en tu casa

Puede que amemos a nuestros labradores retriever con todo nuestro corazón, pero no se puede negar que a veces apestan. Y lo decimos literalmente.

Por supuesto, también se deduce que nuestros hogares pueden adquirir un olor canino, que a veces puede resultar desagradable para las personas. Esto no va a impedir que vivamos en armonía con nuestros perros, así que ¿qué hacemos?

Bueno, en realidad no es demasiado difícil eliminar ese olor a perro, sólo requiere un poco de trabajo y limpieza extra.

Lo sabemos, la limpieza extra no es divertida, pero es el precio que pagamos si queremos disfrutar tanto del amor de un perro en nuestras vidas como de un hogar libre de olores.

Además, una vez que te pones manos a la obra, el trabajo extra requerido es mínimo si sigues los consejos de este artículo para saber cómo eliminar el olor a perro de tu casa.

¿Por qué huelen los perros?

Antes de empezar a limpiar tu casa para deshacerte del olor a perro, quizá quieras averiguar por qué huele tu perro.

Todos los perros tienen un olor natural, pero no es necesariamente desagradable. El olor natural de un perro sano proviene de varios lugares diferentes:

  • Grasa natural: La grasa natural de un perro es importante para la salud de la piel y el pelaje, pero también tiene un ligero aroma. Por desgracia para los propietarios de labradores, los labradores producen más aceite que muchas otras razas, por lo que esto puede hacerlos más «olorosos».
  • Sudor: Aunque los perros no sudan de la misma manera que las personas, de sus patas y folículos pilosos sale una especie de transpiración que desprende un olor químico característico.
  • Glándulas: Por último, hay glándulas en las orejas y el ano del perro que producen un olor muy característico y cuando las glándulas del oído en particular se vuelven hiperactivas se crea un olor a levadura.

Estos olores no deberían ser demasiado pronunciados y a algunas personas no les molestan en absoluto. Sin embargo, si tu perro tiene un olor excesivo, puede deberse a varias causas, por lo que merece la pena investigarlas.

La más obvia tiene que ver con lo que ha hecho tu perro.

Si tu labrador retriever emite un olor desagradable, es posible que se haya revolcado en excrementos de animales durante un paseo o en el jardín.

Comprueba si hay alguna mancha sospechosa en el pelaje de tu perro. Todos sabemos que los perros mojados también huelen más, así que sécalo.

También hay razones médicas por las que tu labrador puede oler más que la media, como las alergias cutáneas o las infecciones de las encías.

Así pues, si tu perro tiene un olor anormal y no sabes por qué, puedes acudir al veterinario.

Asea a tu Labrador Retriever con regularidad

Ahora que sabemos por qué huelen los perros, ¿qué hacemos al respecto?

Suponiendo que tu perro esté sano y sólo tenga olores caninos normales, un programa de acicalamiento minucioso y regular puede ayudar en gran medida al problema.

El aseo regular ayudará a reducir el olor a perro en tu casa, ya que, básicamente, estás cortando el olor en su origen, antes de que consiga impregnar tu casa.

El baño regular es especialmente importante para mantener los olores a raya. Sin embargo, bañar al perro con demasiada frecuencia puede interferir con sus grasas naturales y provocar problemas en la piel.

Lo ideal es bañar al perro una vez cada tres meses, aunque, si ha salido y se ha ensuciado o huele especialmente mal, un baño extra de vez en cuando no le vendrá mal.

El cepillado, en cambio, puedes hacerlo con la frecuencia que quieras. Si limpias el pelo y la caspa al terminar, esto va a minimizar los olores del perro en la casa.

Compra una aspiradora específica para pelos de mascotas

Hablando de limpieza, una aspiradora específica para pelos de mascotas puede ayudar definitivamente a minimizar el olor de tu perro en casa. La mayoría de las grandes marcas, como Hoover, Dyson, Bissell y Shark, fabrican aspiradoras especialmente diseñadas para eliminar el pelo y la caspa de las mascotas.

Habrá restos del olor de tu perro en el pelo y la caspa que desprenden por todas partes, por lo que recogerlo todo contribuirá en gran medida a eliminar los malos olores.

Asegúrate de hacer un trabajo realmente minucioso con el aspirado. Retira los cojines del sofá y te sorprenderás de la cantidad de pelo de perro que se esconde debajo.

Incluso es posible que quieras sacar los muebles grandes para poder pasar por debajo.

Pero no te preocupes, no tienes que hacer una gran limpieza como ésta todos los días, sólo de vez en cuando.

Encuentra productos de limpieza que funcionen

Cuando se trata de eliminar los olores de perro, los productos de limpieza son sin duda tus aliados.

El problema es elegir aquellos que realmente te ayuden a eliminar o enmascarar los olores y no sólo a limpiar la suciedad visible.

Lo que elijas dependerá de si quieres utilizar productos comerciales o adoptar un enfoque más natural.

Productos comerciales para eliminar los olores

En cuanto a los productos comerciales, se dividen en dos categorías:

  1. Productos que neutralizan el olor
  2. Productos que enmascaran o cubren el olor

Febreeze es un producto que ha sido diseñado para absorber y neutralizar los olores, e incluso puedes encontrar variedades que están diseñadas específicamente para hacer frente a los olores de las mascotas.

Todo lo que tienes que hacer es rociar el producto en los sofás, alfombras u otros tejidos de tu casa y dejar que el producto haga el resto.

Aunque mucha gente utiliza estos productos, no todo el mundo los valora ni se cree sus afirmaciones sobre la neutralización de olores.

Si tienes alguna zona problemática en particular que necesite una buena limpieza, como los lugares en los que a tu perro le gusta tumbarse o cualquier lugar en el que haya orinado en la alfombra, los limpiadores enzimáticos están diseñados para neutralizar y eliminar este tipo de olores.

Sin embargo, si te conformas con tapar el olor a perro con uno más agradable, hay un montón de ambientadores por ahí.

Puedes optar por un spray tradicional o por uno que se enchufa y que libera la fragancia a lo largo del día. Las velas perfumadas también son una buena alternativa.

Si utilizas productos comerciales, debes asegurarte de que no son tóxicos para los perros, sobre todo si vas a rociarlos en las zonas donde tu labrador retriever suele pasar el rato.

En caso de duda, ponte en contacto con el fabricante. Más vale prevenir que lamentar.

Productos naturales para eliminar los olores

Hay quienes preferimos limitar el uso de productos de limpieza comerciales, por diversas razones y si te encuentras en este grupo, quizá te interese conocer las alternativas naturales para decir adiós a los olores del perro.

Hemos visto que se recomienda el vinagre blanco diluido para neutralizar los olores de los perros. Esto es particularmente útil si los olores parecen haberse filtrado en la carpintería, pero también puede funcionar en la alfombra y en algunas telas.

Basta con rociar las zonas afectadas con vinagre y dejar que se sequen. Es muy sencillo. Debería neutralizar completamente los olores del perro y, una vez seco, debería perder la mayor parte del olor a vinagre.

Otro gran producto para eliminar los olores es el bicarbonato de sodio. Se sabe que absorbe los olores, así que, si lo espolvoreas sobre las alfombras y lo dejas durante unas horas, debería absorber la mayor parte del olor.

Después, sólo tienes que aspirar y ya está.

Si quieres añadir un poco de olor, pon unas gotas de aceite esencial junto con el bicarbonato antes de espolvorear. Sólo tienes que comprobar que el aceite esencial que utilizas es completamente seguro para los perros.

Ver vídeo: Cómo deshacerse del olor a perro en tu casa

En caso de que necesites más consejos, este vídeo de La Casita de los Shih Tzu tiene su propia receta para un eliminador de olores casero. Al fin y al cabo, nunca está de más añadir un arma más a tu arsenal de eliminación de olores.

Mantener una habitación sin perros

Somos partidarios de que los perros son parte de la familia, así que no recomendamos necesariamente hacer esto, por lo que está al final de nuestra lista.

Sin embargo, si realmente estás luchando con ese olor a perro, entonces podrías considerar restringir el acceso de tu perro a una parte determinada de la casa.

Así, al menos, tendrías una habitación con olor fresco que podrías utilizar para entretenerte o para retirarte cuando tu nariz necesite un descanso.

Si decides hacer esto, no restrinjas el acceso a una habitación en la que pases mucho tiempo, como el salón, ya que los perros son animales de manada y no es justo dejarlos fuera del lugar principal donde pasa el resto de su manada humana.

Una habitación que se utilice con menos frecuencia, como el comedor o el estudio, sería un candidato ideal.

Conclusión

Nadie dijo que fuera fácil evitar que tu casa huela a perro.

De hecho, mientras tengas un perro, nunca vas a eliminar al cien por cien todo el rastro de ese particular olor.

Sin embargo, eso no significa que tengas que tener una casa que huela mal.

Con un poco de esfuerzo, conseguirás que tu casa huela bien en poco tiempo.