Saltar al contenido

Cómo alimentar a tu cachorro de Labrador Retriever: ¿Qué, cuánto y con qué frecuencia?

cómo alimentar a tu cachorro de labrador retriever

Como todos sabemos muy bien, lo que ponemos en nuestra barriga tiene un gran impacto en nuestra salud, vitalidad, duración y calidad de vida. Somos lo que comemos… ¡y lo mismo ocurre con nuestro cachorro!

Pero todos los animales son diferentes y tienen sus propias necesidades nutricionales, por lo que no puedes darle a tu cachorro la misma comida que tú comes.

Además, los animales tienen necesidades nutricionales diferentes en las distintas etapas de la vida y es especialmente importante que las crías reciban una alimentación adecuada.

Tienen que lograr un delicado equilibrio entre obtener los nutrientes suficientes para crecer y evitar un exceso que pueda provocar un crecimiento anormal y afecciones incapacitantes.

La mayoría de la gente sabe que la falta de nutrición puede provocar un retraso en el crecimiento y anomalías musculoesqueléticas, pero no todo el mundo es consciente de que el exceso de ciertas cosas puede tener los mismos efectos devastadores.

En este artículo aprenderás con precisión cómo alimentar a tu cachorro.

Lo que puede comer, lo que no debe, cuántas veces debes darle de comer al día, información básica sobre dietas caseras y los pros y contras de los distintos alimentos comerciales para perros.

¿Qué le dan de comer a su cachorro la mayoría de los propietarios de labradores?

La mayoría de los propietarios de labradores alimentan a su cachorro con croquetas.

Las croquetas son harina molida, en forma de gránulos secos similares a las galletas, que son muy cómodos de comprar, almacenar y de alimentar a nuestro cachorro, ya que proporcionan todo lo que necesita en un producto fácil de manejar.

Todas las grandes marcas ofrecen una amplia gama de croquetas y muchas están formuladas específicamente para satisfacer las necesidades precisas de los cachorros.

Sin embargo, como todo lo que tiene que ver con la comida para perros, existe un gran debate sobre si las croquetas son o no «lo mejor» para alimentar a los perros. Pero no cabe duda de que los cachorros y los perros prosperan muy bien con ellas.

Para conocer nuestras recomendaciones sobre el mejor alimento para cachorros de labradores, lee nuestro artículo sobre: El mejor alimento para cachorros de Labrador Retriever.

No cambies su alimento cuando llegue tu cachorro a casa

Si aún no has traído a tu cachorro, es mejor que preguntes al criador qué es lo que le da de comer y que sigas exactamente con el mismo alimento y la misma marca.

Los buenos criadores te proporcionarán toda la información que necesitas para alimentar a tu nuevo cachorro y debes seguir su consejo. Si no te lo ofrecen, pídelo.

Los cachorros casi siempre tienen problemas de estómago cuando cambian de dieta. El estrés de la mudanza a un nuevo hogar ya es suficiente como para que, además, puedan tener molestias de estómago. Así que intenta evitarlo.

Si no te han aconsejado o no puedes conseguir el mismo alimento que le daba el criador, lo mejor es comprar croquetas para cachorros.

Hay muchas croquetas destinadas a los cachorros de labrador, por lo que no te costará encontrar algo adecuado en tu tienda de animales.

Sólo tienes que seguir las instrucciones de alimentación que aparecen en el resto de este artículo y lo que pone en la etiqueta del alimento que has comprado y te irá bien.

Sin embargo, es de esperar que tu cachorro tenga diarrea después de un cambio tan repentino. Sigue los consejos de este artículo para un tratamiento básico, explicado de forma sencilla: Cómo tratar a un perro con diarrea:

¿Qué debe comer un cachorro? ¿Qué pueden comer los cachorros?

Con una desconcertante oferta de alimentos para cachorros, la decisión de alimentar a tu cachorro puede no ser la más fácil.

Veamos los pros y los contras de las numerosas opciones disponibles para que puedas tomar una decisión informada.

Puedes alimentar a tu cachorro con croquetas

Las croquetas son alimentos triturados, formados en pellets y secados para facilitar su almacenamiento y comodidad.

Se trata de una dieta especialmente formulada, completa y equilibrada, que contiene todo lo que un cachorro necesita para crecer y estar sano.

Por lo tanto, si se alimentan con croquetas, no se debe dar nada más, ya que esto alteraría el equilibrio nutricional y podría ser más perjudicial que beneficioso.

Las croquetas vienen en sacos de 3 a 15 kg, y los sacos de 15 kg pueden costar desde 20 euros hasta 100 euros.

Mucha gente cree que las croquetas son la mejor forma de alimentar a un cachorro, ya que son fáciles de comprar, almacenar y alimentar y contienen todos los nutrientes que necesita un cachorro en las proporciones adecuadas.

Esto hace que cuidar la dieta de un cachorro sea extremadamente fácil para el propietario.

Cuidar la dieta de tu cachorro de Labrador Retriever es extremadamente fácil si le das croquetas
Cuidar la dieta de tu cachorro de Labrador Retriever es extremadamente fácil si le das croquetas

Los alimentos húmedos y completos para cachorros son una opción

Como su nombre indica, la comida húmeda completa es completa y equilibrada, lo que significa que no hay que dar nada combinado. Todos los nutrientes necesarios están incluidos en este alimento.

Mucha gente recuerda los días en que se alimentaba a los cachorros con carne en lata mezclada con galletas y supone que la comida húmeda completa es lo mismo, pero no debe mezclarse con nada o se alterará el equilibrio nutricional y probablemente se sobrealimentará al cachorro.

Los alimentos húmedos completos se presentan en bolsas o latas individuales y cada bolsa o lata contiene una única ración.

Algunos perros suelen preferir el auténtico sabor a carne de la comida húmeda.

También hay que tener en cuenta que la comida húmeda es relativamente más cara en comparación con las croquetas y no es tan buena para la salud dental del perro.

Carne en lata mezclada con galletas

Nos estamos refiriendo a latas de comida barata que normalmente encontrarás en los estantes del supermercado.

En general, estos alimentos son poco nutritivos, contienen una gran cantidad de aditivos baratos, subproductos y agua y es necesario mezclarlos con una galleta para darles algo de sustancia y hacerlos más completos.

Como la comida es de tan baja calidad, hay que dar mucha cantidad.

Y lo que entra, debe salir. Por lo tanto, esta forma de alimentación produce muchos residuos, puede hacer que tu perro tenga más gases malolientes y realmente no ayuda durante el adiestramiento en casa debido a la frecuencia con la que tendrá que eliminar.

Este tipo de alimentación era popular hace décadas, pero la mayoría de la gente ha pasado de esto y están alimentando a sus perros de mejores maneras ahora.

Alimentación cruda, BARF y dietas caseras

La alimentación cruda es una dieta que consiste principalmente en carne cruda, huesos y órganos de animales, aunque la mayoría de los practicantes también mezclan pequeñas porciones de fruta, verdura y otros alimentos seleccionados.

A veces se describe como la dieta BARF (Biologically Appropriate Raw Food) o también llamada en español ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada), que consiste en alimentos sin conservantes, hechos a base de proteína natural (carne y huesos) y verduras y frutos (en algunos casos) cuyo objetivo es asemejarse a lo que un perro habría comido de forma natural en la naturaleza.

Hay mucha gente que cree firmemente que ésta es la mejor manera posible de alimentar a un perro. Es posible que tengan razón y simplemente no tenemos suficientes conocimientos sobre el tema para decirlo.

Pero nos gustaría advertir a la mayoría de la gente que, para alimentar con esta dieta con éxito, es necesario hacer un montón de investigación, obtener una gran cantidad de conocimientos y realmente entender las necesidades nutricionales de los perros para asegurarse de que reciben exactamente lo que necesitan en las cantidades adecuadas.

Esto es especialmente importante durante los periodos de alto crecimiento del cachorro.

Nuestros perros siempre han prosperado con las croquetas y su comodidad es insuperable.

¿Podemos dar de nuestra comida a los cachorros?

Muchas personas se preguntan si pueden alimentar a su cachorro con alimentos humanos, cualquier cosa que se encuentre en la nevera o en la despensa.

A menos que entiendas realmente la nutrición canina, lo que es bueno, lo que no lo es y lo que un cachorro debe comer y en qué proporciones, es mejor que no le des comida humana en absoluto.

Hay muchos alimentos humanos que son tóxicos para los perros y que debes evitar a toda costa.

Además, si le das a tu cachorro una dieta completa y equilibrada a través de croquetas o comida húmeda, no deberías añadirle nada. La palabra clave es «equilibrada».

En un alimento equilibrado, todos los nutrientes se encuentran en las cantidades adecuadas y si se añaden alimentos humanos, se altera este equilibrio.

Un exceso de algunos nutrientes puede ser malo en sí mismo, pero también impide la absorción y el uso de otros nutrientes. Por lo tanto, complementar una dieta equilibrada es algo malo.

Por supuesto, dale a tu cachorro o a tu perro algún que otro capricho, todos lo hacemos, pero no es una buena idea, así que hazlo en contadas ocasiones.

¿Se puede dar leche a los cachorros?

Suponiendo que adquieras tu cachorro a las 8 semanas recomendadas, se habrá destetado completamente antes de llevarlo a casa.

Ya estará comiendo alimentos sólidos y no hay necesidad de darle leche.

Pero no sólo no es necesario, sino que tampoco es una buena idea.

Muchos cachorros no toleran la leche de vaca y beberla les provoca malestar estomacal y diarrea, por lo que es mejor evitar darles leche.

¿Debes alimentar a tu cachorro con suplementos? ¿Son necesarios?

Lo más probable es que alimentes a tu cachorro con un alimento completo y equilibrado para perros disponible en el mercado, en cuyo caso no deberías dar suplementos a su comida.

La descripción «completo y equilibrado» significa que tiene todo en las cantidades adecuadas. Si lo complementas, tendrá demasiada cantidad de uno o más nutrientes, lo que lo hará desequilibrado y puede ser perjudicial.

Uno de los ejemplos más comunes con los labradores es que la gente oye hablar de los riesgos de la displasia de cadera, la artritis y otros problemas articulares y piensa que el calcio es bueno para tener unos huesos fuertes y sanos, por lo que se suplementan con calcio.

Pero una cantidad excesiva de calcio en la dieta de un cachorro de labrador retriever puede provocar problemas de desarrollo del esqueleto. Por lo tanto, añadir un suplemento de calcio a una dieta ya completa puede ser más perjudicial que beneficioso.

Hay muchos más ejemplos, por lo que, en general, no deberías complementar la comida de tu cachorro.

Sin embargo, si le das una dieta casera de alimentos crudos, es posible que tengas que añadir suplementos de vez en cuando para asegurarte de que recibe todo lo que necesita. También puede haber ocasiones en las que tu veterinario te aconseje hacerlo.

Si su alimentación es cruda, tu veterinario sabrá más que lo que podamos decirte aquí.  Por lo demás, lo mejor es mantenerse alejado de los suplementos.

¿Cuánta cantidad hay que dar de comer a un cachorro de Labrador Retriever?

Esta es una pregunta difícil de responder y lamentablemente, no podemos dar una cantidad o peso definitivo para alimentarlos cada día.

Los cachorros crecen a ritmos diferentes, algunos son más activos que otros y también puede haber grandes diferencias entre los metabolismos. Sin embargo…

El mayor factor determinante es la concentración de nutrientes y calorías de la marca de comida que le das.

Los alimentos de alta calidad son ricos en nutrientes y proporcionan al cachorro todo lo que necesita con cantidades bastante pequeñas de comida. En cambio, las marcas más baratas están llenas de aditivos de baja calidad y nutricionalmente vacíos que hacen que el cachorro necesite una cantidad considerablemente mayor para obtener lo que necesita.

Empieza por alimentar a tu cachorro según las directrices que figuran en la etiqueta del alimento para cachorros que compres. A continuación, observa cómo se desarrolla su cuerpo.

Los cachorros no deberían estar gordos. Con tan sólo 12 semanas de edad, ya deberían tener una cintura definida y si no la tienen, si parecen tener sobrepeso, reduce ligeramente la cantidad de comida que les das.

Pero en el otro extremo de la balanza, si empiezan a parecer y sentirse un poco delgados, aumenta un poco el tamaño de las raciones.

Las directrices sobre los alimentos que compras son sólo eso… directrices. No deben seguirse estrictamente, sino que son un punto de partida y debes dar más o menos comida si tu cachorro empieza a engordar o adelgazar si quieres mantenerlo en las mejores condiciones.

También te puede interesar:

  • Reseña detallada a la comida para perros Taste of the wild
  • Reseña de la comida para perros Victor
  • Reseña de la comida para perros Fromm
  • Reseña de la comida para perros de Honest Kitchen

¿Cuántas veces al día hay que alimentar a un cachorro?

Alimentar a un cachorro con demasiada comida de una sola vez es una causa común de malestar estomacal y diarrea. Para evitarlo, debes dividir su ingesta diaria en varias comidas más pequeñas repartidas a lo largo del día.

De este modo, cada comida es más fácil de digerir, el cachorro obtiene más beneficios de cada comida y mantiene su sistema digestivo en buen estado, al tiempo que garantiza un flujo de energía constante y estable a lo largo del día, en lugar de picos y caídas.

En el caso de los cachorros de razas grandes, como el Labrador Retriever, el consejo es que, si tienen menos de 3 meses, los alimentes 4 veces al día; si tienen entre 3 y 6 meses, los alimentes 3 veces al día; y si tienen más de 6 meses, los alimentes sólo dos veces al día.

Debes espaciar estas comidas de manera uniforme: 3 horas de diferencia para 4 comidas, 4 horas para 3 comidas y 6 a 7 horas para 2 comidas.

Evita dar de comer a tu cachorro en las 3 horas previas a la hora de acostarse para que no sienta la necesidad de hacer sus necesidades durante la noche, despertándote para ello.

Si tu cachorro tiene regularmente heces blandas o diarrea, alimentarlo con un mayor número de comidas pequeñas en lugar de menos comidas grandes puede ayudar a veces. No dudes en probarlo.

No dejes la comida de tu cachorro a su disposición durante todo el día

Algunas personas ponen la comida para su cachorro y dejan el plato todo el día hasta que llega la hora de añadir la siguiente comida. Mientras tanto, el cachorro puede coger su comida como y cuando quiera a lo largo del día.

Esto puede dificultar el adiestramiento en casa, ya que un cachorro que come a horas aleatorias hará caca a horas aleatorias, mientras que, si come a las mismas horas todos los días, hará caca a las mismas horas todos los días y podrás asegurarte de que lo haga en el lugar correspondiente.

Por lo tanto, es una buena idea alimentar a tu cachorro a las mismas horas y durante un tiempo fijo cada día.

Decide sus horarios de comida y cuando le des su alimento, deja pasar de 10 a 15 minutos para que se lo coma y luego retira el plato. Lo que no haya comido, simplemente, se lo pierde.

Esto les enseña a comer lo que necesitan en lugar de ser quisquillosos y exigentes, a la vez que mantiene su cuerpo «regular» y facilita el adiestramiento en casa.

¿Cuánto tiempo hay que alimentar a los cachorros con comida para cachorros antes de pasar a la comida para perros adultos?

Como la mayoría de las cosas relacionadas con la alimentación de los perros, si preguntas cuándo dejar de alimentar a los cachorros con alimento especial para cachorros, te reunirás con muchas respuestas diferentes, dependiendo de a quién preguntes.

¿No te gustaría a veces que todo el mundo se pusiera de acuerdo?

El mejor consejo que podemos dar es: El tiempo que se le da a un cachorro antes de cambiar a la comida para perros adultos debe decidirse en función del crecimiento de cada cachorro.

El momento recomendado para el cambio es cuando el cachorro haya alcanzado la altura de un adulto. No cuando haya madurado del todo, que puede ser mucho más tarde, sino cuando haya alcanzado la altura de un adulto.

En el caso de las razas pequeñas, esto puede ocurrir entre los 8 y los 10 meses, en el caso de las razas medianas, entre los 10 y los 16 meses, y en el caso de las razas grandes, hasta los 2 años.

Sin embargo, como la mayoría de las cosas, estas son sólo directrices.

En el caso de un cachorro de labrador, hemos visto a algunas personas que lo cambian a los 6 meses, etiquetas de alimentos que dicen 12 meses y artículos y respuestas de foros que dicen que hay que esperar hasta los 18 meses.

Lo que está claro es que nadie cambia antes de los 6 meses de edad, aunque la mayoría de la gente cambiará antes de los 12 meses.

Cambiar antes de los 6 meses es ciertamente desaconsejable. Tu cachorro necesita un alimento más calórico y nutritivo para alimentarse durante los periodos de crecimiento.

Sin embargo, cambiar en cualquier momento después de los 6 meses no tendrá casi ningún efecto negativo, siempre que se mantenga un peso saludable.

Por lo tanto, el cambio entre los 6 y los 12 meses es bueno y lo ideal es dejar que el crecimiento de cada cachorro sea quien decida.

Si no estás seguro, como siempre, tu veterinario te aconsejará mejor para tu cachorro.

¿Cuál es la mejor marca de comida para cachorros de Labrador Retriever?

Con tantas marcas disponibles es muy difícil elegir una marca en particular para recomendar.

Durante las dos primeras semanas después de llevar a tu cachorro a casa, nuestro consejo es que preguntes al criador qué alimento les da a sus cachorros y que continúes dándole el mismo.

Luego, si deseas cambiar, busca un alimento de alta calidad, completo y nutricionalmente equilibrado, alejándote de las marcas más baratas.

Aunque las marcas de calidad pueden parecer drásticamente más caras, nunca es una diferencia tan grande como se piensa.

Peso por peso, los alimentos de calidad cuestan más, pero al ser mucho más nutritivos, el tamaño de las raciones es considerablemente menor, por lo que se obtienen muchas más comidas por saco.

Así que, cuando compares los alimentos, fíjate en el precio por ración, no en la comparación peso a peso. Los alimentos baratos son de baja calidad y hay que darles más cantidad, lo que puede hacer que la diferencia de precios en términos reales desaparezca.

Haz clic para ver nuestros consejos sobre la mejor comida para cachorros de Labrador Retriever.

Cómo cambiar de una marca a otra el alimento de tu cachorro de Labrador

Si deseas cambiar la comida que le das a tu cachorro o llega el momento de pasar de la comida para cachorros a la de adultos, es importante que lo hagas lentamente en el transcurso de una semana o más.

Si cambias al instante, es muy probable que tu cachorro sufra un trastorno digestivo extremo que le provoque estrés y diarrea.

Incluso si el cambio es lento, es de esperar que se produzcan molestias en el estómago, pero serán mucho menos graves.

Por lo tanto, empieza mezclando una pequeña cantidad del nuevo alimento con el anterior y a lo largo de los días siguientes, aumenta la proporción del nuevo alimento con respecto al anterior entre un 10% y un 15% cada día, hasta que finalmente, entre 7 y 10 días después, se haya realizado el cambio completo.

Es importante mezclar los dos alimentos en cada comida, no un tipo de alimento por la mañana y el otro por la noche, hay que mezclar los dos en cada comida, cambiando gradualmente en el transcurso de 7 días o más.

Ninguna dieta está completa sin agua

Debe haber siempre un cuenco de agua limpia y fresca a disposición de tu cachorro en todo momento, para que pueda ayudar y regular su ingesta por sí mismo.

La cantidad que necesite variará en función del calor, su nivel de actividad reciente y su dieta (un cachorro que come croquetas secas necesita más agua que si come comida húmeda) y es raro que un cachorro beba en exceso. Así que deja que él decida.

Sin embargo, aunque el agua debe estar siempre disponible, debes vigilar su ingesta porque tanto beber demasiado como beber muy poco puede ser un signo de problemas médicos.

Si observas un cambio drástico en la cantidad de agua que bebe, que no puede explicarse por cambios drásticos en los niveles de ejercicio o la temperatura, sería conveniente que consultaras a un veterinario.

Además, es un buen consejo quitarle el agua hasta 2 horas antes de irse a la cama para facilitar su adiestramiento en casa.

De este modo, podrás llevarlo a hacer pis antes de acostarse y saber que estará vacío y podrán pasar la noche sin necesidad de que te despierte para que lo saques.

Para saber más, consulta nuestro artículo: Cuánta agua necesita un cachorro al día:

Conclusión y consejo para alimentar a tu cachorro de Labrador Retriever

Las croquetas o una dieta casera de alimentos crudos son las mejores formas de alimentar a tu cachorro.

Todavía se discute mucho, pero podría ser cierto que la alimentación cruda es la mejor manera posible y más natural de alimentar, pero requiere muchos conocimientos especializados y tiempo para preparar las comidas.

Sin embargo, los perros prosperan muy bien con las croquetas, obtienen todos los nutrientes que necesitan y son extremadamente fáciles y cómodas para el propietario. Nosotros alimentamos con croquetas.

La elección de una marca y el precio es una pregunta muy común y hay que decir que normalmente se obtiene lo que se paga. Sin embargo, no debes sentirte presionado a comprar las marcas más caras, simplemente aléjate de las de menor calidad y más baratas.

Hay muchas croquetas de precio medio elaboradas con ingredientes de buena calidad entre las que puedes elegir y estar seguro de que estás proporcionando un buen alimento a tu cachorro.

La edad para cambiar de la comida para cachorros a la comida para adultos debería decidirse en función del crecimiento de tu cachorro. Lo mejor es que se acerque a la edad adulta. No cambies antes de los 6 meses, pero en realidad, cualquier momento después está bien y no tienes que esperar hasta los 12 meses como está escrito en la mayoría de las etiquetas.

Si decides cambiar de marca, ten en cuenta que debes hacerlo lentamente durante 7 días o más. Y debes esperar al menos un poco de malestar estomacal y heces blandas durante un máximo de 2 semanas. Esto es perfectamente normal.

Por último, no sólo hay alimentos crudos y croquetas, sino también alimentos húmedos, conservas y algunas dietas especializadas. En última instancia, la manera en que vas a alimentar a tu cachorro es tu decisión y debes elegir lo que mejor se adapte a ti, a tu cachorro y a tu bolsillo.

Hables con quien hables y preguntes donde preguntes, te encontrarás con opiniones diferentes en cada momento.

Desde entrenadores, veterinarios, criadores y otros propietarios experimentados, todo el mundo tiene sus propios consejos y marcas favoritas y rara vez dos personas coinciden.

Sólo tienes que encontrar algo que te funcione, con lo que tu cachorro prospere y ceñirte a ello.

Por último, haz clic aquí para ver nuestro artículo sobre los 4 mejores alimentos para cachorros de Labrador Retriever.