Saltar al contenido

Cómo enseñar el comando «Mírame» a tu Labrador Retriever

como enseñar a tu perro labrador retriever el comando mirame

«Mírame» es un comando importante, pero muchos dueños nunca piensan en enseñárselo a su perro.

Este comando ayuda a llamar la atención de tu perro cuando estáis fuera, especialmente si hay distracciones que pueden ponerlo nervioso. Tener un «Mírame» confiable es también uno de los elementos necesarios para tratar con protocolos de modificación de comportamiento más significativos, así que asegúrate de tomarte el tiempo para enseñar este valioso comando a tu perro tan pronto como sea posible.

Este comando tiene especial valor combinado junto con la orden de que vuelva a ti cuando lo llames o cuando le hagas caminar junto a ti (enlaces en los artículos de aquí abajo):

Técnicas para el entrenamiento del “mírame”

  1. Pon una golosina delante de la nariz de tu labrador.
  2. Lleva el premio hasta su ojo, sosteniéndolo entre el pulgar y el índice (fíjate que esto se convierte en una señal de la mano).
  3. La mayoría de los perros te mirarán a los ojos si hay una golosina sabrosa a su lado.
  4. Cuando tengas unos segundos de contacto visual, recompénsalo con un premio.
  5. Como con otras señales, repite la señal hasta que tu perro también pueda responder a la señal sin la golosina.
  6. Si tu perro no está motivado por la golosina, intenta usar un juguete en su lugar.

Qué no hacer

No mires fijamente a tu perro durante mucho tiempo, ya que podría considerar esto como una amenaza.

Solución de problemas con el comando “mírame”

Mi perro no me mira a los ojos durante más de un segundo

Esto es normal para empezar. La señal de «mírame» está diseñada para que tu labrador retriever preste atención a otra cosa y así no tenga que mantener su mirada por mucho tiempo. Retrasa la entrega de la recompensa hasta que decidas recompensarlo porque ya ha mantenido la mirada el tiempo suficiente.

Mi Labrador Retriever no me mira cuando estemos fuera

A veces es difícil para los perros observarte si están incómodos, demasiado excitados o en un ambiente donde hay demasiadas distracciones. Se consciente de dónde estás y si la situación es demasiado complicada para él, llévalo a un área más tranquila hasta que se calme lo suficiente como para concentrarse en ti. Enseña la señal en un ambiente libre de distracciones para empezar y ves a ambientes más ocupados o complicados cuando tu perro responda de manera confiable.